Historia de una adopción.

Hola, hace unos días le pedí a mi hermana que me escribiera la historia de como llegaron sus dos bebitas etíopes hasta ellos. Le tuve que explicar que tenía un blog (no lo sabe ni M), así es que rauda y veloz me envió su historia para que la comparta con todas vosotras.

La verdad es que puedo decir con mucho orgullo que simpre, siempre he tenido a mi hermana a mi lado para lo bueno y para lo malo, al igual que creo que yo para ella he sido un apoyo en muchos momentos. Y esta vez, sacando tiempo de debajo de las piedras, teniendo en cuenta que tener dos niñas de 12 meses gemelas no te da mucho margen, ha vuelto a demostrarme que está siempre ahí. Gracias hermana!!

Bueno, que no enrollo más, ahí va!

Hace más de ocho años que decidimos adoptar. Deseábamos ser padres y sabíamos que, al tener yo una malformación uterina congénita sería difícil. No obstante, no fue una decisión difícil, queríamos ser padres adoptivos.
Recuerdo los primeros pasos con la ilusión de pensar que íbamos a ser padres en breve.
Después de ir a una reunión en Conselleria lo tuvimos claro: íbamos a ir a China a por nuestro/a hijo/a. Elegimos este pais porque el proceso era transparente, rápido y con unos gastos que podíamos permitirnos.
Enseguida se lo contamos a todo el mundo. En aquel momento calculamos  que tardaríamos como unos dos años en completar la adopción.
Cuando nos llamaron de Conselleria de Bienestar social para hacer los estudios estábamos muy nerviosos. Después de las entrevistas, recuerdo pasar más nervios todavía hasta que nos llegó el certificado de  idoneidad. Fuimos juntos a correos y abrimos la carta juntos. Positivo. Éramos idóneos!!!!!
En ese momento lo vimos todo claro y fácil. Nos dirigimos a la ecai que habíamos elegido. Presentamos la documentación (que nos costó bastante reunir…..la inexperiencia, supongo) y firmamos el contrato con la ecai. El siguiente paso era registrar nuestra documentación en China, (se encargaba la ecai, claro), pero era fácil, seguro que en menos de un año íbamos a ser padres.

La gente nos preguntaba, cómo va? Sabéis algo?
El tiempo empezó a pasar. Un año, dos, la cosa se alargaba. La gente nos preguntaba. Qué sabéis? Sabéis algo?
No, es que va más despacio, la cosa se prolonga…respondíamos con pesar.
 
Pasó mucho tiempo, cinco años en concreto. Hasta que un día decidimos no esperar más. Sabíamos que en la Comunidad Valenciana había autorizado a tramitar la solicitud a dos países para adopción internacional. Empezamos de nuevo.
Miramos varios países y nos decidimos por Etiopía. Por varios motivos, el proceso era bastante claro, de hecho estaban haciendo modificaciones para hacerlo más serio con respecto a los niños, y nos permitían hacer la solicitud para una pareja de hermanos/as. Pasamos unas nuevas valoraciones, esta vez más sencillas ya que teníamos un expediente ya abierto, y de nuevo, nos dieron la idoneidad para adoptar un niño o niña de hasta dos años o una pareja de hermanos de hasta cuatro años. El siguiente paso fue juntar la documentación y firmar con la ecai, como la primera vez.

Eso sí, en esta ocasión se lo dijimos a muy poca gente. No queríamos volver a pasar por la decepción que supone tener que dar explicaciones de algo en lo que has puesto toda tu ilusión y, además, que la gente no entiende por que falla.
Pero si tienen a las niñas tiradas por ahí, que más les dará,…… de todo nos han dicho.

La documentación tardó unos meses en llegar a Addis Abeba, la capital de Etiopía, después de traducirse y legalizarse yo que sé las veces en Madrid, París y Addis. Y nos dieron fecha de registro de entrada: junio de 2011. Sólo quedaba esperar. Nos habían dicho que unos dos años pero que no había un plazo determinado. Esto último lo teníamos claro ya que la experiencia es un grado.

Desconectamos. De verdad que lo olvidamos. Empezamos a pensar que seríamos igual de felices sin hijos. Que si tardaba mucho íbamos a cerrarlo nosotros, que nos habíamos acomodado……

Este año, en febrero llamaron de Conselleria a mi casa. Lo cogió mi marido. Yo estaba trabajando.
-Oiga, llamamos de Conselleria de Bienestar Social. Les han sido asignadas dos niñas de Etiopia, gemelas, de dos meses y medio.
-¿Cómo?, oiga, ¿no será una broma?, mire que llevo muchos años en ésto y no me haría gracia.
-¿Una broma? No, que es de verdad. Mire pásense mañana y hablamos. Les enseñamos todo y firman la aceptación de la preasignación.
Me llamó por teléfono. No me lo podía creer. A partir de ese momento entré en una vorágine de nerrrviossss imposible. Menuda noche pasé. No dormí nada. Y si era la peor decisión que tomaba en mi vida? Y si…….? En fin, mi estado de nervios era difícilmente explicable.
Llegamos a Conselleria y una funcionaria encantadora nos explicó que nos habían asignado dos niñas de dos meses y medio. Vimos las fotos. Estaban fatal las pobres. Ni hechas con un fotomatón. Pero firmamos y de ahí a la ecai. El siguiente paso era esperar el juicio de confirmación de adoptabilidad de las niñas. En abril. Menudos meses. Tuve una sordera en un oído, gripe, constipados a porrillo, afonías, la doctora de cabecera estaba alucinada. Cuando pasó el primer juicio, que salió positivo, ya se lo contamos a todo el mundo. Estábamos tan contentos!! No podíamos creer que nos estuviera pasando a nosotros. El segundo juicio sería el 22 de mayo y allí ya teníamos que estar nosotros, en Etiopia, y ya habríamos conocido a nuestras hijas.

El dia 20 volábamos hacia Addis después de hacer noche en Turquía. Yo seguía con mis dolores. En ese mes tuve hongos vaginales, un dolor rectal que ni os cuento con qué identifiqué y me marché con un dolor en la zona del bajo vientre que me autodiagnostiqué como una infección de orina con inflamación de vejiga. Estaba segura que me tendrían que ingresar en Addis Abeba, que me cogería una infección por falta de higiene en la clínica y que resultaría enferma de por vida, pero yo iba a ir a por mis niñas.

El día 21 fuimos  a conocer a las niñas al orfanato. Fue una sensación rara, una mezcla de cansancio, felicidad y dolor por la situación que se vive en aquel país. Pero una cosa si me pasó, me puse bien. Se me pasaron todos los dolores porque era la mamá de las dos niñas más guapas del mundo.

Están con nosotros desde el día 25 de mayo y estuvimos Etiopia hasta el 8 de junio. Cuando aterrizamos en España lo único que me pasó por la cabeza es: doy por bueno todo lo esperado, todo lo sufrido, el tiempo que ha pasado y la paciencia que he aprendido a tener, porque estoy segura que todo tenía que pasar para que hoy en día sea la mamá de mis dos hijas, que estaba escrito que serían para mi.

 

Anuncios

9 pensamientos en “Historia de una adopción.

  1. Trax dice:

    Ains, qué bonita historia!!
    Es una suerte poder contar en todo momento con una hermana. Enhorabuena a las dos!
    Tiene que ser una experiencia maravillosa, el viajar a un país extraño y volver, con dos personitas que te alegrarán la vida.
    Al final, la espera ha merecido enormemente la pena.
    Un beso !

  2. Cloe dice:

    Guuaauuu…qué bonito! Me encanta leer historias con final feliz, gracias! Bsss

  3. Bueno acabo de descubrir tu blog, y vamos que me ha encantado tu historia.
    Un beso

  4. lola dice:

    Preciosa historia Octubre. Dale las gracias a tu hermana de nuestra parte por compartirla. Que maravillosa familia, con gemelitas etiopes. Un besote wapisima!!!

  5. Netzi dice:

    Ains Octubre qué bonita historia la de tu hermana!! Me alegro muchísimo que después de tanta espera e incertidumbre, al final todo haya salido tan bien, se la lee muy feliz!! Muchísimas gracias por compartir esta historia tan bonita, un besazo!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Madre yo?

Blog sobre la búsqueda de embarazo

Diario de una Baja Respondedora

Cuando intentar ser madre es lo más difícil del mundo.

Una serie de catastróficas desdichas en el camino de la maternidad

Cuando intentar ser madre es lo más difícil del mundo.

Infértil Desvergonzada

Cuando intentar ser madre es lo más difícil del mundo.

Asociación Red Nacional Infértiles. ¿Sufres de infertilidad? Únete a la red!

Cuando intentar ser madre es lo más difícil del mundo.

Tramussos d'Àfrica

Menjar i gaudir

En busca de nuestro bichobola

Cuando intentar ser madre es lo más difícil del mundo.

abortadorarecurrente

para todas aquellas que han sufrido un aborto o varios, para todas las parejas que luchan por conseguir ese hijo soñado, para no olvidar, para mí, para él y para los que se fueron donde quiera que estén

Cocinando la Maternidad

Modo de dificultad: Varios niveles. Ingredientes básicos: Pareja + Amor (sexo o no..)

Mi camino buscandoT

...y os encontré.

Voy caminando a nuestro futuro

Cuando intentar ser madre es lo más difícil del mundo.

¡Que me parta un milagro!

Cuando intentar ser madre es lo más difícil del mundo.

La esencia de la matriz

Cuando intentar ser madre es lo más difícil del mundo.

Soñando ser mamá

Cuando intentar ser madre es lo más difícil del mundo.

Mi vida con la infertilidad...

Cuando intentar ser madre es lo más difícil del mundo.

Larga espera desespera

Cuando intentar ser madre es lo más difícil del mundo.

Mi vida desde hoy

Cuando intentar ser madre es lo más difícil del mundo.

Buscadora de Tesoros

Cuando intentar ser madre es lo más difícil del mundo.

En una cita

Frases, citas célebres y más para atesorar

A %d blogueros les gusta esto: