Entrada cotilla: como conocí a M.

Hola!, después de varias entradas dedicadas a la infertilidad propia y ajena, hoy me apetecía contaros como conocí al que hoy es mi marido.

No remontaremos doce años atrás, hasta un mes de septiembre. Yo había terminado una relación muy larga (diez años, con dos de convivencia) con otra persona, la verdad es que aquel noviazgo no iba ni para adelante ni para atrás, pero yo ni reparaba en ello, simplemente me había acomododado, así es que esa otra persona tomó la iniciativa de romper conmigo. En un principio no me sentó nada bien, pero un mes después más o menos, algo hizo “click” en mi cerebro y me hizo ver lo bien que estaba sin él.

Pasaron cuatro meses y yo no iba buscando absolutamente nada, de hecho estaba en trámites de comprar mi minipiso, sóla, sin pareja, la “mar de agusto”. Pero como la felicidad no podía ser completa, me marché en viaje de trabajo a Lyon, me perdieron la maleta, literalmente me dejaron sin bragas, y de los nervios me cogió una contractura cervical que era para morirme, lloraba y todo de dolor. Así es que llamé a mi madre desde alli y le dije que me cogiera hora en el fisioterapeuta de al lado de su casa, ¡no veía la hora de volver y que me dieran un buen masaje, el dolor era mortal!

En cuanto llegué, esa misma tarde, me duché y me fui para allá. Llamé, me abrieron, me tomaron los datos pertinentes y me senté a esperar. Al ratito salió un chico, vestido de blanco por supuesto, con gafitas, pelito cortito, delgado…muy normal vamos, pero que despertó en mi la curiosidad y para rematar era el que me iba a tratar la contractura.

En la primera sesión ya me pareció muy simpático, hablaba mucho y aunque una hora “estrujándote” cuello, hombros…no es lo más divertido, a mi se me hizo corto. En la tercera visita yo ya tenía claro que a mi me gustaba, pero quería saber si tenía pareja. La cuarta vez que fui, me dijo la edad que tenía, a mi casi me da un mal! le llevaba 5 años… de más!!! él tenía 23 y yo casi 28!!! Y pensé: madre mía, pero si es un pimpollo!! Aún así a mi me gustaba y dije, tú para adelante, si no tiene pareja por intentarlo no pierdes nada… y cuando terminó la sesión al ir a pagar, le insinué que quedáramos a cenar algún día. Su cara fue un poema, me dijo que no podía, que tenía que ayudar a su padre, vamos que le faltó muy poco para esconderse detrás del mostrador.

Y llegó la última visita. Pensé en ir a por todas, total como era la última sesión, si me decía que no, ya no tenía que volver a verle. Así es que conseguí sacarle que no tenía pareja,  hacía unos meses que lo había dejado con otra persona. Cuando me iba a marchar empezó a llover y como era la última paciente, se ofreció a llevarme a casa, yo acepté encantada, no iba a desaprovechar la oportunidad!! así es que cuando para el coche, le pregunté ya muy directa si quería cenar conmigo alguna noche, me dijo que sí, intercambiamos los teléfonos y al día siguiente me llamó. Quedamos ese mismo domingo, yo le invité a cenar, el me llevó de vuelta a casa, hubo beso de despedida y….hasta hoy!

Y colorín, colorado esta historia se ha acabado!

Un abrazo a todas.

Anuncios

6 pensamientos en “Entrada cotilla: como conocí a M.

  1. Trax dice:

    En el momento que menos esperas, el amor llama a la puerta! Jaja
    Qué valiente, nena! Ahí, arriesgando con el yogurín!
    Un besito

  2. lola dice:

    Que bonito!!! Precioso comienzo de una historia wapa!!!
    Yo también me llevo 4 años con papá pirata!! jajaja, nos los hemos buscado jovencitos!!jajaja
    Un besote, preciosa.

  3. Cloe dice:

    Asaltacunas! 😛 Un besote y disfruta de sus masajes…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Madre yo?

Blog sobre la búsqueda de embarazo

Diario de una Baja Respondedora

Cuando intentar ser madre es lo más difícil del mundo.

Una serie de catastróficas desdichas en el camino de la maternidad

Cuando intentar ser madre es lo más difícil del mundo.

Infértil Desvergonzada

Cuando intentar ser madre es lo más difícil del mundo.

Asociación Red Nacional Infértiles. ¿Sufres de infertilidad? Únete a la red!

Cuando intentar ser madre es lo más difícil del mundo.

Tramussos d'Àfrica

Menjar i gaudir

En busca de nuestro bichobola

Cuando intentar ser madre es lo más difícil del mundo.

abortadorarecurrente

para todas aquellas que han sufrido un aborto o varios, para todas las parejas que luchan por conseguir ese hijo soñado, para no olvidar, para mí, para él y para los que se fueron donde quiera que estén

Cocinando la Maternidad

Modo de dificultad: Varios niveles. Ingredientes básicos: Pareja + Amor (sexo o no..)

Mi camino buscandoT

...y os encontré.

Voy caminando a nuestro futuro

Cuando intentar ser madre es lo más difícil del mundo.

¡Que me parta un milagro!

Cuando intentar ser madre es lo más difícil del mundo.

La esencia de la matriz

Cuando intentar ser madre es lo más difícil del mundo.

Soñando ser mamá

Cuando intentar ser madre es lo más difícil del mundo.

Mi vida con la infertilidad...

Cuando intentar ser madre es lo más difícil del mundo.

Larga espera desespera

Cuando intentar ser madre es lo más difícil del mundo.

Mi vida desde hoy

Cuando intentar ser madre es lo más difícil del mundo.

Buscadora de Tesoros

Cuando intentar ser madre es lo más difícil del mundo.

En una cita

Frases, citas célebres y más para atesorar

A %d blogueros les gusta esto: